Cuaderno de Campo

Una de las pesadillas recurrentes cuando manejas Linux desde un terminal o consola es equivocarte al teclear un comando como ROOT y en lugar de escribir rm ./* escribir rm *, lo primero borra todo en la carpeta, lo segundo borra todo en el ordenador. Sólo me ha pasado una vez, y recuerdo perfectamente ver como desaparecía la carpeta "/BOOT" y "/GRUB" delante de mis narices antes de darme cuenta de la tremenda metedura de pata (afortunadamente no llegó a la H de /HOME).
Como he visto varias veces volver a "pasar la piedra rozándome la cabeza" hace no mucho (más vale tarde que nunca) me decidí a aplicarme una medida para dedos torpes en dos etapas:
1º/ inhabilitar el comando rm
2º/ habilitar el uso de la papelera en consola.



Inhabilitar rm


Esto es tan sencillo como definir un alias llamado rm que diga algo asíalias rm='echo No use «rm», mejor use «del» o la ruta completa de rm «/bin/rm»
Añadiendo esa línea a nuestro de alias (en ~/.alias ó ~/.bashrc depende de tu Linux) cuando escribamos rm en consola nos aparecerá esa advertencia. Si persistimos en usar rm lo único que tenemos que hacer es usar su path completo /bin/rm.



Habilitar del


Habilitar el comando del (como abreviatura de delete, u otro que tu prefieras) es tan simple como crear un script en nuestro directorio BIN (~/bin) con nombre (p.ejemplo) deltrash.sh y con el contenido:#!/bin/sh
kioclient5 move "$@" trash:/

(Para KDE5, en otros KDE usa kioclient)
Ahora, de nuevo en alias creamos un atajo a nuestro script que diga algo comoalias del="rmtrash"
En adelante tras borrar uno o varios archivos veremos algo como

Un comentario

  1. Engelvert Peña, 4 de septiembre, 2018Hola amigo, lo aplique en una Mac pero ahora quiero habilitar de nuevo el rm y no puedo. Me ayudas?

Comenta

© Cuaderno de campo es un blog personal mantenido y desarrollado por Trebol-a y en el que participan Trebol-a, Miguel, Mónica y Merche.

Todo el material de textos, fotografías y vídeos aquí publicado (y salvo que se exprese lo contrario) se hace bajo licencia Creative Commons, para cualquier duda o aclaración puedes dirigirte a Trebol-a por correo electrónico.